Opciones para el tratamiento de la adicción

“La adicción es una enfermedad del cerebro que se puede tratar” (Nora Volkow)

El concepto de que el alcoholismo y otras drogodependencias son enfermedades, existía como noción en quienes intentaban ayudar a este tipo de enfermos, desde mucho tiempo antes de que se escribiera el famoso capitulo del libro grande de Alcohólicos Anónimos “La opinión del médico”. (Magnus Huss acuño en 1849 el termino alcoholismo y ya lo considero una enfermedad).   Sin embargo, fue ese libro y su posterior difusión masiva (  un ejemplo paradigmático fue el artículo de Jack Alexander sobre la agrupación AA )  la que empezó a sembrar en la opinión publica la idea de que el alcohólico no es un vicioso ni un débil mental, mas bien es alguien con una enfermedad donde “el cuerpo del alcohólico es tan anormal como su mente”.  El fenómeno sin embargo fue sesgado y no permeó en todos de la misma manera. Parece que solo quien ha visto de cerca a esta enfermedad, ya sea porque la padezca algún familiar, compañero o amigo o inclusive el o ella mismos, es capaz de abrir la mente para aceptar que se trata de una patología y no de un asunto de moral. Para el resto, la opinión sobre el adicto se acerca mas a la opinión sobre un delincuente que sobre un enfermo.  Y esto incluye a mucho del personal de salud no especializado en adicciones, incluidos médicos ( desde internos y residentes hasta médicos de base, sobre de todo en áreas de urgencias), enfermeras, trabajadores sociales e inclusive psicólogos.

Para ayudar a describir al alcoholismo como una enfermedad, el Dr E. Morton Jellinek, desarrollo una tabla donde describe el curso de la enfermedad adictiva. Esta “tabla de alcoholomania” fue un primer acercamiento a describir las etapas y fases de dicha enfermedad. Fue publicada en 1960 en un libro de dicho investigador. Actualmente sin embargo, se utilizan otras herramientas para diagnosticar la enfermedad adictiva, englobada dentro de los “Trastornos por uso de sustancias” teniendo grados de severidad: Leve, Moderado y  Severo. También existen pruebas estandarizadas que son de ayuda para detectar casos de adicción y en base a ello sugerir el tratamiento mas adecuado, como el ASSIST, POSIT, AUDIT entre otros.

La adicción es una enfermedad crónica en si misma, pues no se cura (se controla), es progresiva y tiende a presentar recaídas. Sin embargo en la cultura popular se intenta separar alcoholismo crónico y alcoholismo agudo. En realidad esta separación artificial señala al alcohólico en fases iniciales,  que se emborracha pero que no lo hace diario o casi diario, separándolo del bebedor crónico, que bebe diario o cada fin de semana, pero continuadamente.  Desde esta óptica el tratamiento del alcoholismo crónicos debería de ser diferente al alcoholismo no crónico. Y es verdad, solo que estamos hablando de severidad de la adicción, donde el alcoholismo crónico seria equivalente a un trastorno por uso de alcohol severo.

Existen tres aproximaciones al manejo de las adicciones:

  • Consejo Medico Breve (En consultorio de medico o terapeuta general)
  • Tratamiento externo (Con médico o psicólogo especialista en adicciones)
  • Tratamiento Residencial (Centros de Desintoxicación de alcohol y otras drogas)

Consejo médico Breve

El objetivo de esta intervención es detectar usuarios experimentales o consumidores esporádicos de sustancias adictivas, para generar conciencia de los efectos adversos de dichas drogas y desalentar su uso asi como dar información y herramientas para evitar desarrollar una adicción. (Que es el resultado de múltiples factores, pero que se desarrolla tras una exposición repetida a la sustancia, por lo que evitar o detener dicha exposición puede prevenir la enfermedad)

Tratamiento ambulatorio

Se han desarrollado diferentes abordajes medico y psicoterapéuticos para aquellas personas que ya están presentando síntomas claros de adicción a una sustancia (o conducta), que consisten en intervenciones estructuradas diseñadas desde diferentes escuelas terapéuticas y en algunos casos apoyadas en el manejo medico con psicofármacos. Estas intervenciones se llevan a cabo en entornos ambulatorios esto es en consultorios de psicología o medicina especializados en adicciones. Su eficacia depende en buena medida del tipo de sustancia, el grado de disposición al cambio del paciente ( según el modelo de Prochaska y DiClemente ) asi como la severidad de la adicción. Por ejemplo son mas eficaces en el tratamiento de la adicción al alcohol o tratamiento del alcoholismo (sobre de todo en bebedores problema ) que en el tratamiento de la adicción a la cocaína.

Tratamiento residencial

Incluyen los centros de desintoxicación ( también llamados clínicas de desintoxicación)  asi como otros centros residenciales de tratamiento. En México la “Norma Oficial Mexicana Para la prevención, – tratamiento y control de las adicciones” establece tres tipos de centros de tratamiento de adicciones:

  • De ayuda mutua
  • Mixtos
  • Profesionales

Los primeros se basan en el modelo de los 12 pasos de alcohólicos anónimos, pero no cuentan con personal profesional de planta como psicólogos o médicos. Se les conoce popularmente como anexos ( se les empezó a llamar así porque eran lugares “anexos a grupos de AA” ) o granjas.  Este tipo de centros se han ganado con el tiempo una muy mala fama, quizá a pulso, de no respetar la dignidad de los internos y de propiciar el maltrato y abuso. Actualmente las autoridades de salud en México han intentado revertir estas practicas mediante proceso de certificación y reconocimiento (estatal y federal) de centros de recuperación y cierre de anexos que no cumplan las normas básicas de respeto asi como de instalaciones dignas y salubres. Adicionalmente deben de contar con consultores certificados (por CONADIC) quienes son los tradicionales “padrinos” pero que además han sido capacitados para poder atender de forma mas apegada al conocimiento científico a los usuarios. Estos lugares no pueden desintoxicar pacientes y en caso de que alguno llegue bajo efectos agudos de la sustancia deben de enviarlo a un hospital, para que una vez desintoxicado entre al tratamiento.

Por otro lado, los modelos mixtos siguen basándose en la filosofía de los doce pasos, pero además cuentan con médicos y psicólogos de planta, que proporcionan tratamiento profesional, además de contar con consejeros que hacen las funciones de manejar el concepto de espiritualidad, en particular la filosofía de los 12 pasos. Este tipo de programas generalmente se apoyan en el modelo Minnesota, que apareció en el estado del mismo nombre, resultado de la aparición de tres clínicas pioneras en el tratamiento de las adicciones, proponiendo un proceso de corta estancia ( 5 semanas) con atención médica y psicológica (integral y multidisciplinario), pero definitivamente con el programa de 12 pasos como eje rector y filosófico del tratamiento.  Algunos de los conceptos básicos de este modelo incluyen:

  • La adicción es una enfermedad primaria; esto implica que no esta sostenida o causada por otra enfermedad, trauma o condición previa.
  • La negación (no comprendida desde un punto de vista psicodinámico ) es la causa de que el adicto sea incapaz de tomar conciencia de las consecuencias de su consumo.
  • El adicto no es culpable de su enfermedad, pero es responsable de tomar todas las medidas para lograr su recuperación.
  • La abstinencia completa y sostenida es el objetivo central de estos modelos, además de un cambio radical en la forma de vivir lo que genera sentido de vida y calidad en la misma.

En México, a principios de los años 80 el modelo se tropicalizó, siendo traído por una de las instituciones pioneras y actualmente lideres en el manejo de las adicciones; Monte Fénix quienes tienen mas de 30 años de atender enfermos adictos. Tienen una clínica de corta estancia (dos semanas) y precio accesible denominada Clínicas Claider con también buenos resultados.

Finalmente los modelos profesionales, aplican solo las herramientas de médicos y psicólogos sin incorporar el manejo de los doce pasos de AA. Este tipo de aproximaciones se basan en una o varias corrientes explicativas del fenómeno de las adicciones y se centran en que los usuarios obtengan competencias y habilidades para la vida.

Los tipos de internamiento reconocidos por la norma oficial mexicana son:

  • Voluntario: El usuario pide el ingreso de manera voluntaria. El más común, el único que pueden aceptar los modelos de solo ayuda mutua y el único disponible por las instituciones mas reconocidas en adicciones.
  • Involuntario: Este se presenta, según la citada norma, “en el caso de los usuarios que requieren atención urgente o representan un peligro grave e inmediato para sí mismos o para los demás”. Solo un medico titulado puede indicar este tipo de ingreso y siempre bajo la solicitud de un familiar responsable. El ingreso de este tipo debe de ser notificado al Ministerio Publico. Solo los centros Mixtos y Profesionales pueden llevarlo a cabo. Su uso es controversial, pues aunque hay algunas evidencias de que el tratamiento no tiene que ser voluntario para ser eficaz (véase el punto 11 del listado de “Principios de tratamientos para la drogadicción”) hay aun dilemas éticos sobre autonomía en estos pacientes. El principal meollo del asunto es ¿debe seguir siendo involuntario el tratamiento una vez que paso la causa grave o urgente que menciona la norma? . Ante este debate, de momento conviene decantarse por el tratamiento voluntario y en el caso de pacientes con renuencia al mismo, utilizar herramientas como la intervención en crisis para generar disposición a la estancia.
  • Obligatorio: Este ocurre cuando una autoridad legal competente lo solicita y siempre y cuando lo amerite de acuerdo a la valoración medica que se le practique.

Conclusiones:

Podemos afirmar que actualmente existen muchas más ofertas de tratamiento para el manejo de las adicciones que hace apenas 10 años, además de estar mejor regulado el manejo de las mismas, por la autoridad rectora en políticas públicas en esta área. Sin embargo, persisten aun lugares, residenciales y ambulatorios, que pueden tener prácticas inadecuadas o manejar tratamientos que no ha demostrado suficiente sustento científico.  En el caso de los centros residenciales siempre conviene solicitar, antes de hacer uso de sus servicios, el registro local ante el CECA o IAPA de su estado y el reconocimiento federal del CONADIC.  La atención ambulatoria es conveniente sea proporcionada por profesionales de las adicciones con título y cédula de dicha especialidad. Recomendamos primero intentar un proceso de intervención en crisis antes de pensar en un internamiento involuntario.

Para saber mas:

Norma Oficial Mexicana NOM-028-SSA2-2009 Para la prevención, – tratamiento y control de las adicciones.  

Principios de tratamientos para la drogadicción: Una guía basada en las investigaciones. NIDA.

Avances en la Comprensión del Fenómeno de las Adicciones.

RENUNCIA

Advertencia: Este texto es un ejercicio académico que tiene como único objetivo la divulgación de la ciencia.  La información presentada está tomada hasta donde sea posible, de fuentes científicas acreditadas y esta actualizado a la fecha en que fue preparado (2016) en el contexto Mexicano.

Esta información es de carácter general y no necesariamente aplica para todas las personas en todos los casos.

Este texto no se puede considerar una consulta o acto médico en forma alguna, ni un consejo para usted haga o deje de hacer algo, por lo que no recomendamos que tome ninguna acción basada solo en la información presentada.

Si es usted paciente y tiene dudas o presenta alguna molestia, por favor consulte a su médico antes de tomar ninguna acción. Y sobre de todo NO se auto medique.

Si es usted profesional de la salud NO tome esta presentación como fuente para realizar intervención o tratamiento alguno ni para tomar ninguna decisión clínica, ya que su propósito es ilustrativo y no se garantiza la veracidad, exactitud o actualización de los datos presentados. Tampoco su correcta transcripción o traducción. Por favor acuda a las fuentes primarias para tomar cualquier decisión clínica.

 

Presentacion

Bienvenido

Este blog tiene como principal objetivo el aportar un espacio de informacion para pacientes y familiares afectados por la enfermedad de la adicción, con el fin de orientar y acompañar en el arduo camino hacia la recuperación.

Estamos en contra de la estigmatización de la persona humana que ha desarrollado la enfermedad adictiva, llámese, alcoholismo, tabaquismo, dependencia de sustancias o adicción al juego.

El afectado, no es culpable de su condición,  pero si es responsable de comprenderla por completo y comprometerse con un programa de recuperación.

Este blog pertenece a la red de páginas de divulgación de las ciencias de la conducta “pelimexic”.

Agradecemos su visita